jueves, 14 de marzo de 2019

Ted Verkade: "El país aún no es atractivo para las inversiones del exterior"

 

Ted Verkade es el director ejecutivo de Baker Tilly, una firma especializada en servicios de auditoría, finanzas corporativas, asesoramiento legal y contabilidad. Con sede en Londres, la consultora creada en 1988 está presente en 144 países. De visita en Buenos Aires, el ejecutivo dice sin rodeos que el país aún no es "suficientemente atractivo" para que las empresas inviertan. Sin embargo, es optimista y afirma que la Argentina "es potencialmente una tierra de oportunidades".

 

-Está recién llegado de Chile, ¿qué comparación hace en relación con la Argentina?

-Hay una diferencia importante entre ambos países. Chile es más estable, la economía está andando bien, la inflación no es un problema y los niveles de corrupción son aceptables desde la perspectiva de América Latina. La Argentina, en cambio, tiene mucha inflación, hay incertidumbre política, que es una barrera para la llegada de inversiones, y la corrupción, si bien están mejorando las medidas para combatirla, todavía es un país que no es suficientemente atractivo para que inviertan las compañías del exterior. Aún hay un camino por recorrer.

-¿Por qué cree que una empresa global invertiría en la Argentina?

-Las personas tienen un buen nivel de educación. Si bien la economía se ha paralizado, hay mucho potencial para cuando la situación mejore. Ahí reside lo atractivo de la Argentina. Si la inflación se logra controlar y sigue habiendo estabilidad política, dependiendo del resultado de las elecciones, el país es potencialmente una tierra de oportunidades. Soy una persona muy optimista y veo que ahora es el momento de afianzar que estamos acá para ser parte del futuro desarrollo.

-Es su primera visita en el país. ¿La economía era lo que esperaba o se sorprendió con la recesión?

-No era lo que esperaba. Siempre hay una diferencia entre cuando se lo mira desde afuera y cuando se experimenta desde adentro. Si se observa la inflación alta solo por el porcentaje, es un número malo. Pero si uno está en el país y escucha directamente de las personas lo que significa, en términos de salario, el valor del dinero y todas las complicaciones que tiene para la vida diaria, se convierte en algo mucho más real y se empieza a ver mejor las implicancias de que es un gran problema. Por eso es importante visitar los países, para tener un mejor entendimiento.

-¿Cómo ve al sistema tributario?

-No estoy tan familiarizado. Tengo entendido que es un gran problema aquí. Los impuestos generalmente están relacionados con los gastos del gobierno, con el déficit. Los impuestos son un factor importante para la decisión de las compañías de dónde operar y es una de las áreas que hay que observar, si se quiere hacer atractivo el país para invertir.

-¿Cree que tener un acuerdo con el FMI ayuda o perjudica la llegada de inversiones?

-El acuerdo con el FMI es positivo, porque no solo otorga el financiamiento, sino que ayuda a establecer un programa. Hay expectativa de que liderará el proceso hacia una mejor situación.

-¿Cómo cree que impactarán las elecciones en la economía?

-Tendrán un impacto en las perspectivas y en el potencial de crecimiento de corto plazo. Espero que sea un resultado positivo para la economía. Mientras tanto, nosotros estamos mirando otras ciudades, aparte de Buenos Aires, para expandirnos en el país, y también estamos pensando hacerlo a otras prestaciones. Tradicionalmente ofrecemos servicios de impuestos y contabilidad, y a veces consultoría, IT, finanzas corporativas y legales. Hay una oportunidad fantástica en la Argentina para crecer más.

-¿Qué sería un resultado positivo de la elección para usted?

-Que continúe el camino que el país tiene hoy.

-La sede de Baker Tilly está en Londres. ¿Cómo impactará el Brexit?

-Económicamente, lo del Brexit es malo. No hay escenario mejor para Gran Bretaña que quedarse en la Unión Europea. Con la salida, los británicos van a ser más pobres, pero también Europa se empobrecerá. Por ejemplo, Airbus, la compañía que fabrica aviones, tiene la producción de sus alas en Gran Bretaña. Estas se mandan después en barco a Francia para ser ensambladas. Si se restablece la frontera económica entre ambos países, habrá que pagar impuestos para mover las piezas y eso será un problema. El impacto más negativo será para Gran Bretaña.

Para acceder a la nota original del Diario La Nación ingrese al siguiente link:  https://www.lanacion.com.ar/2226110-sin-titulo

Cookie Disclaimer

Baker Tilly utiliza cookies con el fin de mejorar continuamente sus servicios,  así como de mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Para más información acerca del uso de las mismas o de cómo eliminarlas, haga clic en nuestra politica de cookies.